Georgette Culley, reportero en ‘The Sun’ ha pasado la noche con todas ellas.?

/ / Uncategorized

Georgette Culley, reportero en ‘The Sun’ ha pasado la noche con todas ellas.?

La noche en el club

Georgette Culley, informador en ‘The Sun’ ha pasado la noche con la totalidad de ellas.? “unicamente estoy aca Con El Fin De investigar”, afirma. “Todavia no me ha preguntado ninguna persona que seri­a lo que hago https://besthookupwebsites.org/es/blackcupid-review/ de ganarme la vida”. Una mujer observa como se desarrolla toda la escena entretanto palpa la interruptor atada a su muneca, la especie sobre pulsera que se entrega a las novedosas miembros con el fin de que las habituales sepan que es su primera oportunidad y la reciban igual que es debido. Tras ellas, otro grupo juega al tipico ‘juego de la botella’ y no ha transpirado lee poesia erotica. “Varias hembras se fijan en mi corse asi­ como dicen ‘Me encantan tus tetas'”, narra Culley. “Por supuesto, las elogios tienen un Cristalino proposito, obtener que me lo quite”.

Somos alguna cosa mas que madres, amas sobre vivienda, jefas o empleadas. Unicamente se alcahueteria sobre escapar

“localiza a tu diosa interior asi­ como libera tu alter ego”, le dice la de estas chicas an otra. Son las ocho de la noche, y no ha transpirado existe varias chicas reunidas en circulo. En caso de que atendieramos a la imaginacion, puesto que por dificultades sobre logistica asi­ como de tiempo no hemos visitado el punto asi­ como en base a las descripciones sobre Culley,? todas poseen dentro de 28 desplazandolo hacia el pelo 40 anos. na mete relleno en su sosten asi­ como le dice an otra, que la mira con rostro extrana “la totalidad de lo hacemos No obstante a ninguna le agrada reconocerlo”. Detras de ella, una rubia yace desnuda sobre una alfombra sobre detalles florales y colores pardos. Estira las brazos, ofreciendose al espectaculo de la concupiscencia. Una chica morena se acerca an ella y derrama tequila ahumado por las pechos y no ha transpirado muslos. El resto, acuden a la emplazamiento desplazandolo hacia el pelo la rodean. Juntas lamen al completo el neto de su torso e infringen chicos mordiscos en su epidermis, que se contrae por el placer.

En la planta baja, suponemos que Existen cinco mujeres se proporcionan un banera. Se frotan las senos y se besan por al completo el torso, con el debido y consentido lingotazo a un champan sobre lujo. “Mi esposo cree que estoy en un fin de semana sobre spa con mis amigas”, confiesa una sobre ellas. ” Es una verdad a medias, supongo”. “Es igual que ’50 sombras de lesbianas'”, rie la de las asistentes tras hacer el insinuacion al famoso texto sobre E. L. James. “Algunas hembras son lesbianas o bisexuales, aunque la mayoridad son heterosexuales en la conexion con un varon o casadas. Algunos si que lo saben. La mayoridad, no”, relata otra.

Estas veladas sexuales se celebran en sitios suntuosos, Generalmente, aticos sobre moda o casas adosadas en porciones tranquilas desplazandolo hacia el pelo residenciales. “unicamente se alcahueteria de escapar”, explica una femina, entretanto lleva an una pelirroja desnuda atada hacia una de las camas. Segun las descripciones de Culley, algunas de ellas van disfrazadas. La danzarina de burlesque vestida sobre monja se desliza despues de la camino. Se detiene en el foco sobre la sala y se quita su vestido sobre forma lenta y perezosa. Lleva un tanga infimo y gemas en las pezones. Otra Se Muestra con un cuerno brillante de unicornio, bastante idoneo en comunicacion a la simbologia sexual sobre la traicion conyugal. “Se llama mismamente porque seri­a un rol mitico y magico Con El Fin De quien este dispuesta a cualquier cosa”, defiende.

En un dormitorio sobre la planta baja, la informador de ‘The Sun’, alrededores sobre una docena sobre hembras se retuercen de placer cambiandose de sitio y alternando besos con caricias, mas alla del gemido. Gritan de placer asi­ como sobre fascinacion, una cosa “muy liberador”, Conforme la voyeur que mira atentamente la escena. “Somos mas que madres, amas de hogar, jefas o empleadas”, dice.

Un grupo de hembras adultas se reunen en torno a un espumoso desplazandolo hacia el pelo refrescante vino sobre lujo. Es un pub a simple mirada normal del meta de Londres, falto nada vistoso o resenable. La destello tenue de unas cuantas bombillas repartidas por el tejado desplazandolo hacia el pelo las lamparas antiguas de mesa barniza a la estancia de un color pasional e familiar, tal asi­ como como muestra Algunos de los bastantes videos que circulan por la red de el evento. Sofas rojos asi­ como un piano sobre cola infunden a la escena un significado de confort y esparcimiento pocas veces acreditado. Charlan, rien, beben desplazandolo hacia el pelo se ensenan fotos de sus respectivos hijos en el movil. Hablan sobre las maridos. Ellos De ningun modo pueden entenderlo. Deben la pensamiento tan estrecha que jamas podrian comprenderlas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.